Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, Ley Orgánica de Violencia de Género

En los últimos quince años se han producido avances legislativos significativos en materia de lucha contra la violencia sobre la mujer, entre los cuales destaca la  Ley 27/2003, de 31 de julio, reguladora de la Orden de protección de las víctimas de la violencia doméstica y la  Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, que ahora nos ocupa, y que tiene por objeto actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones análogas, aun sin convivencia.

En la última reforma que ha sufrido esta Ley Orgánica 1/2004 como consecuencia de la publicación del Real Decreto-Ley 9/2018 de 3 de agosto, de medidas urgentes para el desarrollo del Pacto de Estado contra la violencia de género, se modificó, entre otros, el artículo 23 de la Ley Orgánica, relativo a la acreditación de las situaciones de violencia de género.

  • Las situaciones de violencia de género que dan lugar al reconocimiento de los derechos laborales y prestaciones de Seguridad Social regulados en el capítulo II se acreditarán mediante una sentencia condenatoria por un delito de violencia de género, una orden de protección o cualquier otra resolución judicial que acuerde una medida cautelar a favor de la víctima, o bien por el informe del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios de que la demandante es víctima de violencia de género.
  • También podrán acreditarse las situaciones de violencia de género mediante informe de los servicios sociales, de los servicios especializados, o de los servicios de acogida destinados a víctimas de violencia de género de la Administración Pública competente; o por cualquier otro título, siempre que ello esté previsto en las disposiciones normativas de carácter sectorial que regulen el acceso a cada uno de los derechos y recursos.
  • Estos nuevos medios de acreditación de las situaciones de violencia de género serán aplicables solo respecto de solicitudes de reconocimiento de derechos motivadas por situaciones de violencia de género que hayan tenido lugar con posterioridad a la entrada en vigor del Real Decreto-Ley, incluidas aquellas que, iniciadas con anterioridad al mismo, se mantengan tras este y sean acreditadas por alguno de los medios previstos en el mencionado artículo 23.
THOMSON REUTERS
MEDIOS DE ACREDITACIÓN DE LAS SITUACIONES DE VIOLENCIA DE GÉNERO
ANTES DEL RD-LEY 9/2018
Con la orden de protección a favor de la víctima.

Excepcionalmente, con el informe del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios de que la demandante es víctima de violencia de género hasta tanto se dicte la orden de protección.
DESDE EL RD-LEY 9/2018
Mediante una sentencia condenatoria por un delito de violencia de género, una orden de protección o cualquier otra resolución judicial que acuerde una medida cautelar a favor de la víctima.

Por el informe del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios de que la demandante es víctima de violencia de género.

Mediante informe de los servicios sociales, de los servicios especializados, o de los servicios de acogida destinados a víctimas de violencia de género de la Administración Pública competente.

Cualquier otro título, siempre que ello esté previsto en las disposiciones normativas de carácter sectorial que regulen el acceso a cada uno de los derechos y recursos.

 

Si eres un abogado y quieres profundizar más en este tema, Aranzadi Fusión te ofrece la información más completa. ¡Conócelo!

THOMSON REUTERS
Admin