Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales

La vigilancia de la salud de los trabajadores se encuentra regulada en el art. 22 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que establece que el empresario garantizará a los trabajadores a su servicio la vigilancia periódica de su estado de salud en función de los riesgos inherentes al trabajo. Esta vigilancia sólo podrá llevarse a cabo cuando el trabajador preste su consentimiento. De este carácter voluntario sólo se exceptuarán, previo informe de los representantes de los trabajadores, los supuestos en los que la realización de los reconocimientos sea imprescindible para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de los trabajadores  o para verificar si el estado de salud del trabajador puede constituir un peligro para el mismo, para los demás trabajadores o para otras personas relacionadas con la empresa o cuando así esté establecido en una disposición legal en relación con la protección de riesgos específicos y actividades de especial peligrosidad.

Las reglas sobre el tratamiento de los datos de salud a consecuencia de la vigilancia y reconocimientos médicos de los trabajadores son las siguientes:

  • El acceso a la información médica de carácter personal se limitará al personal médico y a las autoridades sanitarias que lleven a cabo la vigilancia de la salud de los trabajadores.
  • Las medidas de vigilancia y control de la salud de los trabajadores se llevarán a cabo por personal sanitario con competencia técnica, formación y capacidad acreditada.
  • No podrá facilitarse la información médica al empresario o a otras personas sin consentimiento expreso del trabajador.
  • El empresario y las personas u órganos con responsabilidades en materia de prevención serán informados de las conclusiones que se deriven de los reconocimientos efectuados en relación con la aptitud del trabajador para el desempeño del puesto de trabajo o con la necesidad de introducir o mejorar las medidas de protección y prevención, a fin de que puedan desarrollar correctamente sus funciones en materia preventiva.
  • Los resultados de la vigilancia de la salud serán comunicados a los trabajadores afectados.
  • Las medidas de vigilancia y control de la salud de los trabajadores se llevarán a cabo respetando siempre el derecho a la intimidad y a la dignidad de la persona del trabajador y la confidencialidad de toda la información relacionada con su estado de salud.
  • Los datos relativos a la vigilancia de la salud de los trabajadores no podrán ser usados con fines discriminatorios ni en perjuicio del trabajador.
  • En los supuestos en que la naturaleza de los riesgos inherentes al trabajo lo haga necesario, el derecho de los trabajadores a la vigilancia periódica de su estado de salud deberá ser prolongado más allá de la finalización de la relación laboral, en los términos que reglamentariamente se determinen.

La AEPD se ha pronunciado sobre la transmisión de los resultados de la vigilancia de la salud al personal médico de la empresa prohibiéndola cuando no corran a cargo del profesional médico de la empresa las acciones de vigilancia de la salud de los trabajadores y sólo cabe comunicar el resultado o conclusiones de aptitud para el trabajo.

Si quieres profundizar más en este tema, Legal One incluye la ley enlazada a distintos documentos prácticos, bibliografía de prestigiosos autores y formularios que le serán de gran utilidad para la comprensión y aplicación correcta de la norma.

THOMSON REUTERS
Img
THOMSON REUTERS
Img