La necesidad de estar presente en las redes sociales


El segundero es una apisonadora, por mucho que haya quien se ponga de perfil ante esta afirmación. Y dicho avance del tiempo (y de los tiempos) conlleva cambios. ¿Dónde han quedado las tarjetas de visita? Haberlas, haylas, pero la digitalización en este y otros aspectos no tiene vuelta atrás.

¿Estás presente en Facebook? ¿Tienes una cuenta de Twitter? ¿Y en Linkedin, la red profesional por excelencia? Ya sabes el dicho: "Si no estás en ellas, no existes". Como indica Paula Fernández-Ochoa, socia de +MoreThanLaw, Consultora y Docente de Marketing Jurídico y Marca Personal, hace tiempo que el sector legal y, en concreto, los abogados, han incorporado las redes sociales a su día a día, conscientes de las grandes oportunidades que ofrecen y de que, en la actual era digital, no son un canal que pueda ser ignorado. Además, la crisis global por la COVID-19 ha acelerado los procesos de digitalización y de comunicación online.

A juicio de Fernández-Ochoa, Linkedin tiene como visión la conexión de profesionales y, por sus funcionalidades para la exposición y generación de conexiones, como el social selling, ofrece unas oportunidades de negocio difíciles de superar y que le están permitiendo penetrar con fuerza en el mercado.


Linkedin, la red profesional más grande del mundo

Señala Fernando Biurrun, abogado, fundador de Law&Trends y consultor de Social Media que Linkedin es la red profesional más grande del mundo con más de 738 millones de usuarios. En España cuenta con más de 13 millones de suscriptores y, seguramente, será la red social donde haya más presencia de profesionales jurídicos. Son miles los despachos de abogados, de procuradores, abogados, procuradores, asesores legales, jueces y demás funcionarios del sector legal que tienen dado de alta un perfil en esta red social.

¿Cómo se puede destacar compartiendo contenidos? Simplemente compartiendo contenido. Sólo 3 millones de usuarios comparte contenido semanalmente, es decir, menos del 1% de los usuarios mensuales. Por lo que el simple hecho de compartir contenido ya puede empezar a dar visibilidad entre nuestros contactos y seguidores. Y si, además, el contenido tiene interés para nuestra audiencia, podemos llegar a ser un referente.


¿Cómo tiene que ser el contenido en Linkedin?

El contenido que comparten los abogados, a juicio de Biurrun, se centra en ellos mismos y no tanto en la audiencia que les lee. Es cierto que entre esta audiencia va a haber otros compañeros y compañeras, pero no hay que olvidar la presencia de clientes y potenciales clientes, además de otros contactos que incluirán a otros profesionales, excompañeros de estudios, amigos, etc...

El lenguaje que se emplee en las publicaciones va a ser determinante si queremos que nuestra audiencia no solo sea un lector pasivo, sino que interactúe, comparta nuestro contenido y añada comentarios y conversaciones.

Unas recomendaciones finales de Fernando Biurrun a tener en cuenta, de cara a optimizar tus publicaciones son:

  1. Escribe para tu audiencia.
  2. Cuenta historias.
  3. Pon atención en la forma.
  4. Comparte contenidos de tu blog o de terceros.
  5. Escucha a tu audiencia.